Auditoria fiscal

Revisión detallada de las operaciones de su empresa
Inicio > Cursos
La revisión de operaciones, un ejercicio sano para todas las empresas


De acuerdo al Artículo 32 - A del Código Fiscal de la Federación (CFF), Las personas físicas con actividades empresariales y las personas morales que se encuentran en alguno de los supuestos de las siguientes fracciones, están obligadas a dictaminar, en los términos del Artículo 52 del Código Fiscal de la Federación, sus estados financieros por contador público autorizado.

La ley identifica al grupo de empresas que deben dictaminarse de acuerdo a ingresos y / o valor de activos , además de una serie de especificaciónes adicionales.


Independientemente de la obligación fiscal, está práctica resulta muy sana para las empresas, ya que obliga a todos los involucrados en el proceso de registro contable a realizar un esfuerzo adicional para integrar las operaciones adecuadamente, al saber que una empresa externa revisará el trabajo realizado y de no hacerlo correctamente pueden generar importantes problemas fiscales para la empresa.

Las auditorias se llevan a cabo con un plan de trabajo detallado y una metodología probada de más de 15 años de haber realizado este tipo de trabajos. Por lo que este trabajo se realiza con un grado de detalle que le brinda a los socios de la empresa la tranquilidad de saber que su patrimonio esta siendo protegido.

Es común que al momento de realizar estas auditorías salgan a la luz temas importantes como lo son, errores en registros, desvios de fondos, materiales, insumos etc. (por error e intencionales), por contar con controles deficientes en algunas de las áreas de la empresa, si estos temas pueden corregirse en el momento nosotros hacemos la recomendación inmediatamente o puede ser el inicio de un proyecto adicional.

Realizar un trabajo de auditoria , además de ayudar a cumplir con los lineamientos legales ayuda a las empresas a "afinar" las operaciones del día a día y con esto mejorar las tareas relacionadas con el control y registro de las operaciones de la empresa.

Durante nuestra práctica hemos encontrado empresas que si bien no requieren auditarse en términos de lo que establece el CFF, deciden hacerlo para mantener el control de las operaciones de su empresa, ya que contamos con diferente niveles y controles de acuerdo al tamaño de la empresa.